Blog de Logística y Transporte

08/07/2021 | Última Milla

Qué es un plan logístico y cómo llevarlo a cabo

¿Qué es la logística?

Podemos definir la logística ecommerce (o aplicada a cualquier negocio) como las distintas fases que sigue una empresa para la fabricación y venta de un producto. Es un proceso que abarca, desde el aprovisionamiento inicial del material necesario para su producción, hasta que se realiza la distribución para hacerlo llegar al cliente final. 

La logística se ha convertido en un elemento de vital importancia en la organización de cualquier empresa y, es por ello, que contar con un plan logístico, capaz de analizar y determinar el conjunto de actividades que intervienen durante el proceso productivo, es fundamental, para evitar la improvisación y optimizar todos los recursos necesarios, tanto materiales como humanos, que se deberán destinar a la ejecución de operaciones. 

A la hora de elaborar un plan logístico, cada compañía debe diseñar su propia estrategia a la medida de sus necesidades en función de su capacidad operativa, disposición de recursos o posibilidades de producción. En cualquier caso, un plan logístico debe contemplar un sistema integral de actuación, capaz de planificar las fases de un proceso que, a grandes rasgos, se pueden resumir en tres etapas diferenciadas:

Fases de la cadena logística

1. Abastecimiento

La primera fase del plan logístico es aquella en que una empresa debe contemplar los recursos que deberá destinar para poder elaborar o fabricar sus productos. El plan logístico debe tener en cuenta el proceso de compra y aprovisionamiento de los materiales imprescindibles para la fabricación y determinar las materias primas que se necesitan, así como los recursos que deberán contemplarse, para evitar entre otras cosas, la falta o exceso de stock.

2. Producción

Esta segunda fase del plan debe tener en cuenta las actividades relacionadas con la producción del producto y todas las operaciones internas que se tendrán que llevar a cabo para cumplir con la planificación previamente establecida. Es decir, determinar todos los planes y tareas para la fabricación de un producto final, bajo una estructura de costes y la asignación de los recursos necesarios.

2. Distribución

La fase final del plan logístico debe contemplar la operativa de distribución del producto o artículo, desde su centro de producción hasta su lugar de consumo, tanto si se envía directamente desde un almacén al cliente final, como si va destinado a comercios o tiendas físicas, que serán los encargados de su venta y comercialización. 

Ventajas de disponer de un plan logístico

La aplicación de un plan logístico es una necesidad básica para la producción y de su ejecución se derivan toda una serie de ventajas, de las cuales destacamos especialmente:

Mejora de la productividad

No cabe duda de que un plan logístico, actúa en beneficio de cualquier empresa, ya que, a partir de la organización, mejorará su capacidad de producción e incidirá directamente en la eficiencia de todos los procesos.

Capacidad de mejora continuada.

El plan logístico debe contemplar la generación de una gran cantidad de información para ser analizada permanentemente. La gestión de datos e información relevante redunda en un mayor control de la cadena logística, lo que facilita que se puedan ir aplicando diferentes actuaciones “sobre la marcha”, como por ejemplo la gestión de stocks, que repercuten en un ajuste y mejora continuada de los procesos, e irlas adaptando a las necesidades de cada momento.

Mayor rentabilidad

El objetivo final de cualquier empresa es la mejora de su productividad. A partir de la aplicación de un plan logístico cualquier compañía ejecuta sus procesos de forma mucho más eficiente, lo cual repercute directamente en los beneficios de su actividad empresarial.

Como te hemos explicado disponer de un plan logístico es un recurso imprescindible para la optimización de los procesos de las empresas dedicadas a la fabricación de determinados productos. Por lo que se refiere a una empresa de transporte, compañías como Paack, intervenimos en la última fase del plan, con el objetivo de garantizar las entregas, mediante una distribución eficiente y ajustada a las necesidades de los fabricantes / “retailers” y consumidores. Precisamente el éxito de los envíos y la satisfacción de los clientes es nuestra contribución al plan logístico de nuestros clientes.