¿Qué es un punto de recogida de paquetes?

punto de recogida

Las compras por Internet crecen prácticamente a diario y cada vez existe un mayor número de consumidores que opta por este sistema a la hora de adquirir cualquier tipo de producto. La evolución del comercio electrónico y el contexto en el que nos encontramos ha obligado a las tiendas a tener que evolucionar y adaptarse a las exigencias de sus clientes, que quieren recibir sus compras de la manera más rápida y efectiva posible.

Esta situación convive habitualmente con los ritmos de vida actuales, que obliga a muchas personas a tener que ausentarse muchas horas de sus domicilios. Por todo ello, es muy frecuente que pueda resultarnos difícil adaptarnos a determinados horarios para recibir en nuestro hogar los productos que hemos adquirido.

Ante esta situación, las tiendas de comercio electrónico han ido buscando soluciones que redunden en la eficiencia de sus servicios y se adapten a las necesidades de cada consumidor. Si en las primeras épocas del comercio electrónico, la recepción a domicilio era prácticamente la única opción que teníamos a nuestro alcance, actualmente existen muchas otras posibilidades para entregar una compra: la planificación de horarios que ofrecemos en Paack, por ejemplo, o la puesta en marcha de los puntos de recogida de paquetes.

¿Dónde puedo recoger las compras?

El punto de recogida es el lugar que establecemos en el momento que formalizamos una compra online para ir a buscar nuestro paquete. Existe una gran variedad de opciones a la hora de seleccionar un punto de recogida, incluso en muchas ocasiones, es la propia tienda la que nos permite recoger el pedido en cualquiera de sus establecimientos.

Otras veces, los puntos de recogida pueden ser lugares como tiendas o quioscos, que no guardan ninguna relación con el producto que hemos adquirido, pero en los que también podemos recoger la compra que hemos realizado.  Asimismo, algunas marcas incluyen entre sus puntos de recogida a oficinas de correos o cadenas comerciales, que cuentan con una amplia red de establecimientos en diversas ciudades, lo que ayuda al consumidor a encontrar un lugar cercano.

En cualquier caso, los puntos de recogida tienen como denominador común su amplitud de horarios e incluso que están  abiertos en fin de semana. Además, también  acostumbran a permitir pagos contra reembolso y actúan como punto de entrega para, cuando resulta necesario, devolver un producto que hemos adquirido.

4 requisitos para convertirnos en punto de recogida

Convertirse en un punto de recogida es una posibilidad para un local comercial y puede resultar una fuente de ingresos complementaria para un negocio. Si tienes algún comercio o algún local y te interesaría convertirte en un punto de recogida, deberás cumplir con los requisitos que determina cada marca, pero que, a grandes rasgos, podríamos resumir en:

Espacio para almacenar paquetes

Disponer de un espacio adecuado donde almacenar los paquetes que garantice que los productos estarán siempre salvo y en perfectas condiciones, es un factor imprescindible. La amplitud del espacio dependerá de la frecuencia de la recepción de paquetes, pero por regla general, deberás comprometerte a almacenar cualquier paquete que recibas hasta 14 días, antes de poder ser devuelto.

Conexión a Internet

Puede resultar una obviedad, pero cualquier marca exige a sus puntos de recogida que cuente con acceso a Internet. No es necesario disponer de ningún dispositivo especial, pero sí es obligado que el espacio permita poder conectarse en cualquier momento a la Red.

Horarios amplios y uniformes

Es conveniente que un punto de recogida esté abierto al público siempre en un mismo horario y que sea lo más amplio posible, para facilitar que el cliente disponga de una amplia variedad de posibilidades a la hora de recoger su paquete.

Atención al cliente

Convertirse en punto de recogida requiere de brindar un servicio de atención al cliente. En muchas ocasiones, la recogida de paquetería convivirá con la actividad habitual del negocio, pero es importante que las personas que se encuentran en el establecimiento sean capaces de atender a los usuarios que recogen las compras.

La puesta en marcha de los puntos de recogida es fruto de la evolución del comercio electrónico. Las tiendas trabajan para que sus servicios sean lo más efectivos posibles y satisfagan a sus clientes, un factor cada vez más relevante, teniendo en cuenta que, como usuarios, contamos con una mayor cultura de consumo online.

 

Si quieres ser un punto de recogida, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible:


    This site is registered on wpml.org as a development site.