Blog de Logística y Transporte

30/07/2021 | Última Milla

Indicadores KPI en logística

Seguramente que en más de una ocasión hemos oído hablar de los KPI, un término que habitualmente se vincula a entornos digitales y que hacen referencia a las métricas que se pueden obtener sobre factores y variables relacionados con la actividad que desarrolla cualquier compañía. El concepto es de origen anglosajón y debe sus siglas a Key Performance Indicator, que podría traducirse como Indicador Clave de Desempeño o Medidor de Desempeño. Los KPI’s tiene como objetivo obtener datos para poder analizarlos y, en función de ellos, poder tomar las decisiones oportunas, que actúen en beneficio de la efectividad de todos los procesos que está desarrollando una empresa. 

Pero… ¿A qué nos referimos cuándo se habla de KPI en logística?

La logística supone un porcentaje muy elevado del coste relacionado con la comercialización de cualquier producto. Por ello, analizar y obtener datos referentes a las distintas etapas de la cadena logística, resulta muy importante para la rentabilidad de cualquier negocio. La información que se obtiene debe servir para medir la eficacia de cada uno de los procesos para, si resulta necesario, poder mejorarlos y optimizarlos.

Los KPI logísticos permiten medir aspectos como la recepción de mercancías, el almacenaje, la preparación de los pedidos o su transporte. Su finalidad es mejorar la productividad, optimizar los costes, al mismo tiempo que pueden resultar de gran utilidad, para aumentar la calidad del servicio de atención a los clientes. 

Es importante destacar que, si lo que se pretende es obtener información enfocada a la optimización de procesos, los datos por sí mismos, no son suficientemente relevantes como para poder tomar determinadas decisiones. Para sacarle el máximo partido a la información que generan los KPI’s, se debe partir de una clara definición de objetivos y de las metas que se pretenden alcanzar, ya que, de esta manera, resulta mucho más fácil racionalizar la información y aplicar las actuaciones necesarias en función de lo que se persigue.

Algunos procesos logísticos que pueden ser analizados por KPI’s:

KPI de compras

Para la producción de cualquier producto el abastecimiento y la compra de la materia prima necesaria es el punto de partida de toda la cadena logística. En esta fase inicial los KPI’s deben medir cómo se realizan los procesos de compra y las condiciones que se establecen con los proveedores.

KPI de almacenamiento

En este caso las métricas relacionadas con el almacenamiento deben aportar datos relevantes sobre este proceso y cómo se lleva a cabo la gestión en los almacenes, para determinar la eficacia y los posibles puntos de mejora de esta fase de la cadena logística.

KPI de inventarios

El control y seguimiento del stock de un determinado producto es otro de los aspectos clave de la cadena logística. Gracias a la información que pueden aportar los KPI’s relacionados con el control de inventarios, una empresa puede mejorar y organizar de forma mucho más efectiva la gestión de sus stocks, pudiendo adaptarse más fácilmente, a las demandas y a la temporalidad que dicta el mercado.

KPI de transporte logístico

El movimiento de la mercancía o bien las entregas de última milla, también generan un impacto muy relevante en la cadena logística. La obtención de datos referentes a la eficiencia de las entregas o la optimización de rutas de transporte es otro de los aspectos sobre los que se pueden obtener métricas que faciliten que se pueda analizar la eficacia del proceso y determinar posibles aspectos de mejora.

La obtención de datos y su posterior análisis es uno de los aspectos clave en el desarrollo de cualquier negocio. La innovación tecnológica y los procesos de transformación digital permiten a las empresas conocer, cada vez con mayor detalle, todos sus procesos y las acciones que implementan para poder extraer una información de gran valor para la optimización del negocio. En nuestra empresa de transporte otorgamos mucha importancia a la obtención de datos relacionados con nuestra actividad, ya que después de un pormenorizado análisis, nos permite ir implementando actuaciones, que repercuten en la mejora continuada del servicio.